Memorial Víctimas Guerra contra las Drogas 21J-11 CosmoCaixa BCN from ruido on Vimeo.

Hoy estamos aquí para rememorar el Memorial Internacional por las víctimas de la guerra contra las drogas. Ponemos de manifiesto los siguientes 5 puntos

1º Las víctimas innecesarias

Las actuales políticas de drogas provocan más víctimas que las que pretende evitar.

  •   Muertes derivadas de la adulteración
  •   Muertes por sobredosis evitables con información
  •   Muertes por enfermedades contagiosas por la falta de medidas preventivas . No todas las muertes derivadas del consumo son evitables. Sí lo son las derivadas de las actuales políticas de drogas. Y las víctimas se extienden a toda la sociedad:
  •   Personas asesinadas y desaparecidas por la violencia del narco y de los gobiernos militarizados.

2º Los insostenibles costes sociales

Por esta guerra se colapsan los sistemas policial, judicial y penitenciario. Sus costes son ingentes. Un dinero derrochado en represión que no puede ser invertido en prevención, educación o investigación. Estrategias que aumentarían la eficacia de las políticas de drogas.

3º La restricción de las libertades

Se estigmatiza a las personas consumidoras. Se vulnera la intimidad en registros indiscriminados. Se violan constantemente los derechos humanos más fundamentales. Las políticas de drogas justifican la cadena perpetua y la pena de muerte por simple tenencia y delitos menores.

4º Las mafias, el crimen y la corrupción

Su ilegalidad fomenta una economía sumergida en manos de criminales y promociona la corrupción política, judicial y policial. Se debilitan las democracias. Se blanquea dinero en paraísos fiscales con la complicidad de la banca y la comunidad internacional. Y se aniquilan culturas milenarias y se crean monstruos: los Narcoestados.

5º La destrucción de ecosistemas

En la producción de las drogas no existe ningún control sobre el vertido de los residuos tóxicos. Se fumiga de forma masiva e indiscrimada. Se deforesta y se contribuye a la reducción de la biodiversidad.

Es urgente abrir una reflexión pública y crítica sobre el sistema prohibicionista y su impacto en el bienestar individual, comunitario y ecológico. Ha llegado la hora de que gobiernos y naciones unidas regulen el mercado de las drogas para que deje de estar en manos del crimen organizado y pase a estar en manos de los gobiernos, implementando así, definitivamente, políticas de drogas sostenibles.

Y, en un día como hoy, por encima de todo, nos solidarizamos con las familias y los amigos y amigas de todas las víctimas evitables de la guerra contra las drogas. Y EN SU MEMORIA VAMOS A GUARDAR UN MINUTO DE SILENCIO.

Y no nos queremos marchar sin antes dejar esta carta. Será enviada a todos los medios de comunicación, a los directores de La Caixa y de la Fundación La Caixa.

Memorial Víctimas Guerra contra las Drogas 21J-11 CosmoCaixa BCN from ruido on Vimeo.

Hoy estamos aquí para rememorar el Memorial Internacional por las víctimas de la guerra contra las drogas. Ponemos de manifiesto los siguientes 5 puntos

1º Las víctimas innecesarias

Las actuales políticas de drogas provocan más víctimas que las que pretende evitar.

  •   Muertes derivadas de la adulteración
  •   Muertes por sobredosis evitables con información
  •   Muertes por enfermedades contagiosas por la falta de medidas preventivas . No todas las muertes derivadas del consumo son evitables. Sí lo son las derivadas de las actuales políticas de drogas. Y las víctimas se extienden a toda la sociedad:
  •   Personas asesinadas y desaparecidas por la violencia del narco y de los gobiernos militarizados.

2º Los insostenibles costes sociales

Por esta guerra se colapsan los sistemas policial, judicial y penitenciario. Sus costes son ingentes. Un dinero derrochado en represión que no puede ser invertido en prevención, educación o investigación. Estrategias que aumentarían la eficacia de las políticas de drogas.

3º La restricción de las libertades

Se estigmatiza a las personas consumidoras. Se vulnera la intimidad en registros indiscriminados. Se violan constantemente los derechos humanos más fundamentales. Las políticas de drogas justifican la cadena perpetua y la pena de muerte por simple tenencia y delitos menores.

4º Las mafias, el crimen y la corrupción

Su ilegalidad fomenta una economía sumergida en manos de criminales y promociona la corrupción política, judicial y policial. Se debilitan las democracias. Se blanquea dinero en paraísos fiscales con la complicidad de la banca y la comunidad internacional. Y se aniquilan culturas milenarias y se crean monstruos: los Narcoestados.

5º La destrucción de ecosistemas

En la producción de las drogas no existe ningún control sobre el vertido de los residuos tóxicos. Se fumiga de forma masiva e indiscrimada. Se deforesta y se contribuye a la reducción de la biodiversidad.

Es urgente abrir una reflexión pública y crítica sobre el sistema prohibicionista y su impacto en el bienestar individual, comunitario y ecológico. Ha llegado la hora de que gobiernos y naciones unidas regulen el mercado de las drogas para que deje de estar en manos del crimen organizado y pase a estar en manos de los gobiernos, implementando así, definitivamente, políticas de drogas sostenibles.

Y, en un día como hoy, por encima de todo, nos solidarizamos con las familias y los amigos y amigas de todas las víctimas evitables de la guerra contra las drogas. Y EN SU MEMORIA VAMOS A GUARDAR UN MINUTO DE SILENCIO.

Y no nos queremos marchar sin antes dejar esta carta. Será enviada a todos los medios de comunicación, a los directores de La Caixa y de la Fundación La Caixa.